III. Estado del sebadal

El sebadal es una comunidad biológica que se desarrolla sobre arenas en aguas someras y en la que domina la seba (Cymodocea nodosa), una planta submarina epifitada por varias especies sésiles (briozoos, algas calcáreas, etc.) además de servir de alimento y dar cobijo a otros muchos seres marinos. Se han establecido nueve estaciones de muestreo (ver ubicación) para hacer un seguimiento del estado de desarrollo ("salud") de los sebadales y conocer sus variaciones naturales y aquéllas que puedan ser atribuibles a las obras del puerto de Granadilla. Se realizan dos campañas de muestreo para que coincidan con la fase invernal y la fase estival de la comunidad.

sebadal medio

Sebadal de densidad media alta en buen estado de desarrollo

Documental

EL OAG ha preparado un documental informativo sobre los sebadales en general, y el sebadal de Granadilla en particular, y los cinco años de seguimiento. Dura 12 minutos y está orientado a dar a conocer estas praderas submarinas entre la ciudadanía, a la vez que presenta los trabajos de seguimiento realizados por la fundación, y sus principales conclusiones al finalizar la fase de obras del puerto. El seguimiento continuará en fase operativa del puerto.

Ver documental sobre el seguimiento del sebadal de Granadilla (2017)

 

Estado fisiológico del sebadal

Los parámetros biológicos e indicadores contemplados son varios y se detallan en la tabla adjunta. Los valores correspondientes al muestreo estival de 2011 se consideran como referencia.

PARÁMETROS
ALTA
MEDIA
BAJA
Densidad de haces
> 1.000 haces/m2
500-1.000 haces/m2
< 500 haces/m2
Densidad de hojas
> 3.000 hojas/m2
1.500-3.000 hojas/m2
< 1.500 hojas/m2
Altura de hojas
>30 cm
20-30 cm
< 20 cm
Área foliar
> 1,0 m2/m2
1,0-0,5 m2/m2
< 0,5 m2/m2
Cobertura
3
2
1
Biomasa
>30 gr peso seco/m2
15-30 gr peso seco/m2
< 15 gr peso seco/m2
INDICADORES
ALTA
MEDIA
BAJA
Epifitismo
3
2
1
Vitalidad foliar
3
2
1
Sedimentación - erosión
Peciolo cubierto
Peciolo emergente
Raices-rizoma descubiertos
 

 

Los parámetros de referencia correspondiente a cada semestre se pueden consultar gracias a los cuadros que siguen.

 

(opciones)

 

Cabe comparar la situación de 2015 frente a la del año precedente 2014. En fase invernal se aprecia una dismi­nución generalizada de la densidad de haces (salvo en TGr22), en la densidad de hojas en todas las estaciones, y en la altura de las hojas salvo en TGr22, otra vez. El epifitismo aumenta en TGr13, se mantiene estable en TGr8, TGr18 y TGr22, y ha disminuido en el resto. La vitalidad foliar ha mermado ligeramente en TGr13, TGr14 y TGr19, o se mantiene en resto en niveles medios y altos en el resto de las estaciones. El balance sedi­men­tario peciolar aumenta en las estaciones al norte del puerto y es neutro al sur.

En el período estival se aprecia un aumento en 2015 respecto de 2014 en las densidades de haces y de hojas, en el área foliar y en la altura de las hojas, aproximadamente en la mitad de las estaciones, produciéndose la situación inversa en la otra mitad. Así, las estaciones TGr04, TGr08, TGr10 y TGr18 presentan una disminución generalizada de todos los parámetros mencionados, mientras que en la TGr13, TGr14, TGr19 y TGr22 aumentan. El epifitismo ‒en su mayoría de algas costrosas‒ ha aumentado en todas las estaciones, salvo en TGr05 y TGr10 (estable), y es seguramente la causa de que la vitalidad foliar haya disminuido de manera gene­ra­lizada a lo largo de la costa.

El desarrollo radicular superficial se mantiene bajo en las estaciones septentrionales (TGr05 y TGr08), aumenta en dos de las estaciones centrales (TGr10 y TGr14) y es estable en la otra (TGr13). Hacia el sur crece en la TGr19 y se mantiene estable en TGr22 y TGr18

El hecho de que el balance sedimentario sea positivo en todas las estaciones implica un aumen­to generalizado de la sedimentación en dicha costa, atribuible en parte a los vertidos de las obras, pero también a las escorrentías terrestres particularmente importantes en años previos.

La densidad de haces crece en verano, como es habitual, junto con el resto de parámetros de estudio. Así queda reflejado en 2015 al comparar los datos estivales respecto de los inverna­les, salvo en las estaciones TGr08, al norte del nuevo puerto, y TGr22, detrás de Montaña Roja, donde ocurre al contrario (TGr22 siempre ha tenido una dinámica particular). Al comparar la densidad de haces de 2011 (en fase estival) se ve que disminuye en las estaciones al norte del puerto, se mantiene casi estable en las centrales (TGr13 y TGr14), y aumenta en las estaciones al sur. Con la biomasa ocurre algo similar, salvo en la TGr18 donde disminuye y está al sur.

La estación TGr10 (Medio), situada a 405 m al sur del contradique, es la que muestra más cambio en todos sus parámetros con respecto al estado inicial. De encontrarse en 2011 en una zona abierta a la de dinámica marina NE-SW de intensidad media a fuerte, ha pasado a quedar protegida por el contradique en una zona ahora típicamente aplacerada. Sin embargo, la biomasa media se mantiene constante, excepto por dos picos de máximo desarrollo que coinciden con los máximos aportes de áridos al puerto y que pueden haber contribuido como motivadores del crecimiento.

La densidad de haces por tanto decrece salvo en la TGr18, TGr19 y TGr22. La biomasa, tras dos incrementos considerables de manera general en el segundo semestre de 2013 y de 2014, vuelve a estar a los mismos niveles que en 2011 en las estaciones orientales y centrales y crece en las occidentales, todas ellas en la ZEC Sebadales del Sur de Tenerife (ES7020116).

Evaluación general del estado de los sebadales

 evaluacion sebadal 2014

Diciembre de 2014

En 2012 los sectores 3 y 4 habían disminuido, y en 2013 eran dónde el sebadal se desarrolló más, pero también había desarrollo notable en el sector 4 y 5, inmediatamente al sur del puerto. En 2014 estos dos sectores caen por debajo de los valores de referencia de 2011, y como se ha dicho, desconocemos si se trata de un efecto pasajero del impacto recibido en el temporal de 2013, o de algo más persistente atribuible a las obras. De lo que no cabe duda, es que estos dos sectores son los que han recibido más materiales (zona de carga de gánguiles y de vertidos) y, consecuentemente, donde el aporte de sedimentos y la turbidez ha sido mayor.

Al norte del puerto, las estaciones siguen manifestando un aumento, moderado, y lo mismo ocurre, con algo más de intensidad, en el extremo sur del área de estudio: El Médano, La Tejita. Todo parece indicar que el sistema se está recuperando del temporal de 2013 y aporte masivo de sedimentos por aportes de los barrancos y por resuspensión de lo que existía en los fondos), pero más lentamente en la zona inmediata del puerto. La fertilización de las aguas tiene lógicamente su correlato en el aumento de biomasa, y sí se mantiene.